Psicoterapia individual y de grupos, crecimiento personal, atención a adultos, niños, adolescentes y empresas e instituciones

5 razones para empezar a practicar Mindfulness en verano


Loading

5 razones para empezar a practicar Mindfulness en verano

La semana que viene empieza el mes de Agosto, el mes de vacaciones por excelencia. Las vacaciones nos permiten desconectar de nuestra rutina diaria, del trabajo y de nuestras obligaciones cotidianas. Se abre ante nosotros un periodo de descanso donde recargar las pilas. Practicar Mindfulness en verano harán que los efectos de bienestar de este periodo se prolonguen durante más tiempo.

Nuestro cuerpo y mente necesitan un tiempo de descanso para recuperar el equilibrio y liberarnos del estrés acumulado durante todo el año. Sin embargo, a muchos les cuesta cada vez más desconectar e incluso el estar de vacaciones es un factor de estrés. Resulta común ver gente respondiendo emails del trabajo desde la playa o atendiendo llamadas laborales desde la piscina. Por ello, practicar el mindfulness en verano puede ser nuestra vía de escape para la relajación que buscamos.

Descubre nuestras cinco razones para practicar Mindfulness en verano.

Disfrutarás más de tus vacaciones

Las vacaciones representan la temporada del año que todos esperamos con más ganas. Un parón necesario para poder seguir el ritmo que nos marcamos a diario. Pararse y pensar solo en el aquí y el ahora hará que nuestros momentos de relax se potencien. Practicar mindfulness en verano, en la playa o en la montaña nos permitirá desconectar de todo lo que nos rodea. Potenciará nuestras sensaciones con los 5 sentidos.

Mejora tu estado de ánimo

¿Qué peor señal en vacaciones que estar alterado? El Mindfulness en verano hará que mejore tu estado de ánimo dejando atrás todas las malas sensaciones relacionadas con la ansiedad, la angustia o sentimientos negativos. Esta técnica te ayudará a reconocer esas emociones que te están lastrando y podrás dejarlas ir más fácilmente. Descubre cómo mejorar tu calidad de vida y de los que te rodean.

Duerme y descansa más

La Sociedad Española de Neurología estima que entre un 25 y un 35% de la población adulta española padece insomnio transitorio. Este tipo de insomnio suele relacionarse con el estrés y las preocupaciones del día a día.  Descansar y poder dormir más es uno de nuestros objetivos en vacaciones. Dejar atrás el despertador y el trabajo. Sin embargo, para poder descansar debemos dejar atrás nuestras preocupaciones. Practicar Mindfulness en verano hará que consigamos un sueño más profundo y reparador. Practicar ejercicios de respiración antes de dormir, puede ayudarnos a conciliar el sueño.

Mejora las relaciones con los que te rodean

Las vacaciones son una temporada para disfrutar de los nuestros ya se de nuestra pareja, amigos o familia. Para que estas sean lo más plenas posibles y no pagar con nuestro entorno nuestra ansiedad, el mindfulness en verano pueden ser una solución perfecta. Gracias al Mindfulness podrás cambiar tu relación con tus seres queridos y tu actitud hacia ellos. Si tu estás relajado tu entorno te lo agradecerá.

Aprende a disfrutar el momento

Las vacaciones están hechas de pequeños momentos que hay que saber disfrutar. Hay que vivir el aquí y el ahora y máxime en vacaciones. La práctica del Mindfulness nos ayudará a identificar lo realmente importante, el aquí y el ahora. Disfrutar plenamente de tus momentos de relax, sin distracciones, harán que tus vacaciones sean más felices. Aprender a relativizar será otra de las enseñanzas del Mindfulness que te permitirán vivir y sentir el momento presente.

 

La práctica del Mindfulness en verano te ayudará a vivir unas vacaciones más plenas. Recuerda que debes empezar de forma progresiva. Si no sabes por dónde empezar, en Psicología Puente organizamos Talleres de Iniciación al Mindfulness para poder empezar a disfrutar de los beneficios de esta técnica.

admin

Sobre admin

  •  

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.